Por favor Rote su dispositivo para una mejor experiencia!

Eliminamos grasas trans y sodio

100 % de nuestros productos contienen menos de 2% de grasas trans sobre la materia grasa y 97,4% son libres de ácidos grasos parcialmente hidrogenados. 98,3% de nuestros productos cumplen con nuestra política de contenido de sodio.

Más de 14 años de compromiso con la reducción y eliminación de grasas trans

La reducción tendiente a la eliminación de ácidos grasos trans de origen industrial es un factor prevenible que contribuye de forma importante con la reducción de riesgo cardiovascular.

Desde el año 2008, cuando adherimos a la Declaración de Río de Janeiro América Libre de grasas Trans convocada por la Organización Panamericana de la Salud, iniciamos un camino voluntario para ayudar a que nuestros consumidores alcancen la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de limitar el consumo de grasas trans a menos de un 1% de la energía diaria.

Nuestra Política de Grasas Trans fue lanzada en 2011 donde nos propusimos voluntariamente limitar las grasas trans de nuestros productos a 5% de ácidos grasos trans sobre la materia grasa. Desafiamos este límite en 2014, reduciéndolo a 2% de ácidos grasos trans sobre la materia grasa y en 2019 logramos que el 100% de nuestro portafolio cumpla con esta premisa. En 2021 volvimos a desafiarnos y nos propusimos la meta de eliminar los ácidos grasos parcialmente hidrogenados de nuestro portafolio con plazo hasta el 31 de diciembre de 2025. Actualmente el 97,4 % de nuestro portafolio alcanzó el objetivo propuesto, con valores del 100% en Brasil, Perú y Negocio Alimentos en Argentina.

El proceso de reducción de grasas trans a menos del 2% sobre la materia grasa en todos nuestros productos representó un enorme desafío tecnológico que involucró reemplazar grasas sólidas por aceites líquidos (especialmente aceite de girasol alto oleico) en rellenos y masas manteniendo las mismas características de textura, sabor y vida de anaquel; desarrollar grasas sólidas sustitutas que se ajusten a los procesos tecnológicos disponibles; adaptarnos a grandes cambios logísticos de materias primas e invertir en la adecuación de equipamientos tecnológicos. Actualmente continuamos innovando y trabajando en la eliminación de los ácidos grasos parcialmente hidrogenados en el total de nuestro portafolio.

 

Limitamos voluntariamente el contenido máximo de sodio de nuestros productos

Si bien el sodio es un nutriente esencial que cumple funciones vitales en nuestro organismo y se encuentra naturalmente en algunos alimentos, su consumo en exceso incrementa el riesgo cardiovascular y de enfermedad renal por lo que la Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo máximo de 2 gramos diarios de sodio que equivalen a 5 gramos de sal.

Para contribuir con el propósito de nuestros consumidores de alcanzar a través de una alimentación saludable estas recomendaciones, proactivamente en el año 2013 publicamos la primera versión de nuestra Política de Contenido de Sodio donde establecimos voluntariamente límites máximos para este micronutriente asignados por categoría de productos. En el año 2018, en el marco de la mejora continua de nuestros estándares, revisamos nuestra política incorporando nuevas categorías y ajustando algunos límites que se volvieron más exigentes.

Actualmente cumplimos con estos límites en el 98,3% de nuestros productos y tenemos la meta de llegar al 100% al 31 de diciembre de 2025.

Noticias relacionadas

Logros

Mayor calidad nutricional

Logros

Red de investigación, desarrollo e innovación

Logros

Potenciamos iniciativas mediante la cooperación público privada

Logros

Ofrecemos las mejores opciones