Por favor Rote su dispositivo para una mejor experiencia!

Ranking Las 100 mejores en imagen

Pese a la crisis, las empresas líderes mantuvieron su posicionamiento en el ranking, aunque con comportamientos dispares según el sector. Ganadores y perdedores en cada categoría. Qué ocurrió con la percepción general del empresariado luego de la causa de los cuadernos.

¿Qué ocurre con la imagen de las compañías en un año de crisis cambiaría y caída generalizada de ventas? ¿Cuáles se mantienen firmes a pesar de la coyuntura y cuáles no pueden evitar el embate de una realidad sectorial comprometida? Como cada año, el ranking de "las 100 mejores" que SEL Consultores elabora en exclusiva para APERTURA encierra interrogantes iniciales relacionados con el momento económico que atraviesa la Argentina. Y si en la edición de 2018 las expectativas dominantes eran moderadamente optimistas - a l inicio de un año en el que nadie esperaba una crisis como la que se desató después-, el entorno de 2019 luce completamente diferente.

El fuerte retroceso de la actividad en 2018 -2,6 por ciento según confirmó el. Indec al cierre de esta edición- no dejó a ningún sector al margen del impacto. En el recorrido de esa caída, la industria fue una de las más golpeadas, con un desplome de dos dígitos en los meses de noviembre y diciembre y números en rojo desde mayo último. El consumo masivo, en tanto, bajó por tercer año consecutivo, con una pérdida del 1 por ciento en volúmenes, según la consultora Kantar. Pero semejante resultado no se tradujo de manera homogénea en términos de imagen. Entre las automotrices, por ejemplo, Toyota avanzó al segundo puesto por primera vez en su historia, impulsado por su récord de producción en Zárate -fabricó 140.000 unidades- y el liderazgo en ventas de sus modelos Hilux y Etios. Las otras terminales, en cambio, mostraron movimientos dispares: Ford y Mercedes-Benz bajaron un puesto cada una pero se mantuvieron en el top 20; Volkswagen perdió siete posiciones (del 19° al 26°) y General Motors aceleró a la 30° ubicación, desde el 59° lugar que ocupó en 2018.

Las empresas de Consumo masivo no solo defendieron su lugar: en su mayoría lograron crecer a pesar de la coyuntura. El top 10 mantuvo tres representantes: Unilever (4°), Coca-Cola (que ganó un lugar, al pasar al 6°) y Natura (conservó la 10° ubicación). Al prolongar la mirada sobre los 30 primeros, se observan los crecimientos de Mastellone (que saltó tres escalones, al 11° puesto), Molinos (17°, ganó uno), Danone (el principal salto, al 18° desde la 44° posición), Quilmes (trepó cuatro lugares, al 21°) y Procter & Gamble, que subió al 27°.

Como suele ocurrir, el top 15 de las mejores empresas en imagen según empresarios, consultores y periodistas presenta sus diferencias. Este año, el listado de los empresarios replica en forma casi idéntica las 10 primeras posiciones del ranking general. En el de consultores, en cambio, hay diferencias en el podio -Unilever se ubica en tercer lugar- y sobresale la ubicación de Banco Galicia (5°, frente al 9° que ocupa en el general). Y en el de periodistas, Coca-Cola se quedó con el tercer escalón (está 6° entre las 100). También salta a la vista el lugar de Mastellone, sexto, cuando ocupa el 11° lugar en el general. Las empresas de origen nacional suelen tener una mejor performance entre los periodistas especializados. Entre empresarios y consultores, pesan más las multinacionales.

El sondeo incorporó un nuevo atributo este año: Capacidad de respuesta a las necesidades del consumidor ante cambios de coyuntura. Esto es, cuáles son las empresas que muestran mayor flexibilidad y velocidad de adaptación a un escenario de restricciones y crisis. Arcor se quedó con el primer puesto seguido de Unilever, MercadoLibre, Coca-Cola y Google. Como nota, aparecen en el top 15 empresas que rankean bastante más abajo en el general: Carrefour, P&G, McDonald's, Coto y Despegar. Las estrategias de precios - y la percepción de los consumidores en cuanto al cuidado del bolsillo que ofrecen las empresas con sus propuestas- mandan en esta época, aun entre empresarios y consultores.

La causa de los cuadernos de las coimas, que estalló en agosto último y causó un enorme impacto en la opinión pública, motivó una pregunta adicional: en qué medida las denuncias de corrupción afectaron (y afectan) a la imagen del empresariado. La respuesta fue contundente: el 69 por ciento de los consultados (270 este año, 200 de ellos empresarios) respondió "mucho" y un 25,2 por ciento, "bastante".

Al observar qué sucedió en el resto de los atributos, Arcor sigue dominando las distintas tablas (lideró siete sobre 11), pero con cambios no menores. Por primera vez, obtuvo el primer lugar en Solvencia económica y financiera, puesto que históricamente ocupó Techint, que bajó al segundo lugar. Lo mismo sucedió'en Inversión y producción en el país, donde ambos grupos intercambiaron ubicaciones respecto de 2018. En Gestión sustentable, por el contrario, cedió su primer lugar a Natura. En Innovación, MercadoLibre le arrebató el liderazgo a Google.

Entre los crecimientos más importantes en puestos figuran Total (saltó 106 escalones para terminar en el 50°), Peñaflor (59°, trepó 102 posiciones), DHL (avanzó 89 lugares, hasta la 83° posición), Mondelez (subió 88 puestos, al 47°), Dell (finalizó 69° tras subir 83 peldaños), Supervielle (84°, escaló 65) y FCA Argentina (que terminó en la 67° ubicación, luego de ganar 67 casilleros). Dentro del selecto top 30, se destacaron los ascensos de GM (30°, 29 escalones más que en 2018), Danone (18°, creció 26) y McDonald's (25°, subió 22 peldaños).

Hacia abajo, las caídas más significativas correspondieron a Organización Techint (que bajó del 2° al 7° lugar), Volkswagen (quedó 26°, desde la 19° posición de 2018), Dow (cedió ocho posiciones, hasta el puesto 31°), Santander (bajó del 11° al 15°), Apple (23°, perdió siete lugares), Aerolíneas Argentinas (34°, resignó siete ubicaciones), BBVA Francés (finalizó 39° y en 2018 estaba 24°), HSBC (40°, desde el 33°) y Kimberly-Clark, que retrocedió 17 escalones para terminar en el 49°.

En los rankings sectoriales hubo cambios en el podio en seis rubros. Pero en solo uno, Insumos y bienes durables, varió el ganador: YPF se alzó con el primer puesto, relegando a Techint -histórico líder- al segundo lugar. En la tercera ubicación figuró Pan American Energy, que subió un escalón respecto de 2018. Como reflejo de la tracción que ejerce su sector, las empresas de energía dominan el top 10, con las excepciones de Acindar (5°) e IRSA (10°).

En Laboratorios e Industrias químicas, donde Bagó conservó el primer puesto, Roemmers subió al segundo lugar y Bayer bajó al tercero. En Agronegocios, Los Grobo mantuvo el liderazgo pero Syngenta y Monsanto intercambiaron sus ubicaciones. En Alta Tecnología (Google sigue al frente), la nota la dio MercadoLibre, que saltó del 6° al 2° puesto en un año. En Comunicaciones, el ranking lo sigue encabezando Movistar. Aquí, Telecom se metió en el tercer lugar, desplazando a una de sus controladas, Personal. La fusión entre Telecom y Cablevisión dejó a la primera como marca paraguas del nuevo grupo. Por último, en retail, Cencosud mantuvo su liderazgo aunque la nota la dio el salto de Coto, del 5° al 3° puesto, en un año en el que la inflación llegó a casi 48 por ciento.

El estudio de imagen que elabora SEL Consultores incluyó este año, como en otras ediciones, un relevamiento sobre los empresarios más prestigiosos y los líderes de la nueva generación más valorados. En el ranking de prestigio sigue figurando al tope Luis Pagani (Arcor), con el 50,4 por ciento de las menciones (respuestas múltiples). En segundo lugar se ubicó Marcos Galperin (MercadoLibre), con el 33,3 por ciento, y en tercero, Daniel Herrero (presidente de Toyota), con el 15,6 por ciento. Luego se encolumnaron Paolo Rocca (Techint, 12,8 por ciento), Eduardo Costantini (Consultatio, 5,2), Miguel Kozuszok (Unilever, 7,8), Alejandro Bulgheroni (Pan American Energy, 7,1), Gustavo Grobocopatel (Los Grobo, 6,4), Martín Migoya (Globant, 6,4), Cristiano Rattazzi (FCA, 5,7), Enrique Cristofani (Santander Río, 5,7), Gastón Remy (Vista Oil, 5,7), Eduardo Eurnekian (Corporación América, 5) y Miguel Gutiérrez (YPF, 5 por ciento de las menciones).

En el caso de los empresarios de la nueva generación, en cambio, dos nombres concentraron las menciones: Galperin reina en el primer puesto con 68,6 por ciento de las respuestas, y el segundo lugar fue para Migoya, con el 35 por ciento. Tercero aparece Remy, con 10,2; cuarto, Grobocopatel (6,6); y quinto, Federico Procaccini (exGoogle, hoy en Openbank, 5,8 por ciento). MercadoLibre y Globant son los dos "unicornios" locales más representativos de los últimos 15 años y las empresas tecnológicas que más crecieron en el ranking general de imagen. 

Cómo se hizo 

Para la elaboración del ranking de Las 100 Mejores Empresas en Imagen, SEL Consultores encuestó, en exclusiva para APERTURA, a 270 líderes de opinión (200 empresarios, 35 consultores de empresas y 35 periodistas especializados), entre noviembre y diciembre de 2018.

Se emplearon tres criterios metodológicos: la cantidad de menciones recibidas, el orden de mención (primero, segundo o tercer lugar) y el puntaje asignado, de 1 a 10, a cada compañía nombrada. El ranking se construyó considerando las menciones enunciadas, al indagar sobre las empresas con mejor imagen, en general, y por atributo de imagen. El instrumento de la recolección fue un cuestionario semiestructurado, con indagación de respuestas espontáneas que estuvo dirigido por María Laura Calí, directora Ejecutiva de SEL.

En el estudio se analizaron 11 atributos de imagen: Confiabilidad de sus productos y/o servicios; Ética y transparencia en sus negocios; Solvencia económica y financiera; Capacidad de respuesta a las necesidades del consumidor ante cambios en la coyuntura (atributo nuevo); Innovación en sus productos y servicios; Cuidado de sus Recursos Humanos; Gestión Sustentable; Trayectoria y permanencia en el país; Calidad del management; Inversión y producción en el país y Publicidad y acciones de comunicación y prensa. Cada atributo recibió un peso equivalente a la importancia asignada por los entrevistados.

Para los rankings sectoriales, en tanto, se consideraron las menciones enunciadas, al indagar sobre las empresas con mejor imagen dentro de cada rubro.

Se analizaron 13 sectores de actividad: Consumo masivo, Servicios financieros, Laboratorios e industrias químicas, Producción de insumos y bienes durables, Automotrices, Agronegocios, Alta tecnología, Comunicaciones, Servicios públicos e infraestructura, Retail, Medicina prepaga, Medios y Líneas aéreas. Cada sector de actividad fue analizado individualmente, considerando la cantidad de menciones, el orden y los puntajes alcanzados por cada compañía en relación con las enunciadas. Cada ranking presenta la posición alcanzada por cada empresa y el puntaje obtenido en relación con el líder.

Entrevista Luis Pagani

 "Las tasas nos están matando a todos" 

El número uno de la principal alimenticia del país, que vio caer 2 por ciento sus ventas en volúmenes en 2018, cree que la recuperación demorará más de lo previsto. Pide una reforma tributaria a fondo, que termine con las distorsiones. Su análisis del momento actual y los planes para crecer en África y Asia 

La crisis de 2018 también golpeó a Arcor. Pese a que el gigante cordobés -principal fabricante de alimentos del país- cuenta con operaciones di-versificadas en la región y presencia en múltiples categorías a través de su portafolio de marcas, el desplome del consumo masivo se tradujo en una caída del 2 por ciento en sus volúmenes. El grupo cerró su balance con una facturación de US$ 2800 millones -frente a US$ 3100 millones de 2017- y números en rojo por primera vez desde 2001, anticipa su presidente, Luis Pagani. "Ya asumí la mala noticia. Es una cuestión general del mercado y casi todas las actividades", se resigna el empresario al re-pasar lo sucedido el año último. 

Se lo nota preocupado a Pagani. En lo inmediato, observa que la recuperación de la actividad demorará un poco más de lo previsto. "La reactivación la veo más para mayo. Pensaba que iba a ser en abril, pero viene duro (el momento). Y ya estamos entrando en marzo...", comenta. En el primer bimestre de este año, detalla, las ventas de Arcor están 1,5 por ciento abajo en volúmenes respecto de igual lapso de 2018, con la salve-dad de que la comparación se da contra un período de crecimiento. "El primer semestre de 2018 había sido bueno", aclara. 

No deja de advertir el efecto nocivo sobre la economía real que está causando el programa del Banco Central para mantener estabilizado al dólar. "Las tasas (de interés) nos están matando. A todos. Con una tasa del 50 por ciento, ¿qué negocio es viable?", responde durante la entrevista con APERTURA en la suite presidencial del Parle Tower, una vez finalizada la foto de tapa con los otros presidentes y CEOs por Las 100 Mejo-res Empresas en Imagen. 

Pero aunque la coyuntura está minada de desafíos e interrogantes li-gados al escenario electoral -al que Pagani no quiso referirse-, Arcor continúa con sus planes de expansión. El gran objetivo internacional del próximo año y medio, revela, es África: en ese plazo espera poner en mar-cha una planta de golosinas y galletitas en Angola, en la ciudad de Luanda, la primera que tendrá el grupo argentino fuera de América. "África será uno de los continentes más poblados para 2050. Es mirar hacia adelante", argumenta. Asia es el otro foco que desvela a Pagani y en un futuro más lejano podría contar también con alguna fábrica para reforzar la presencia de la multilatina, admite. 

Los planes de Arcor para Mastellone (de la que controla el 42,65 por ciento y puede optar este año por el total), la entrada en nuevas categorías y las tendencias de consumo que trazan los vectores sobre los que se apoya la compañía fueron los otros temas que tocó Pagani en el mano a mano, sin eludir, lógicamente, la situación macroeconómica. 

¿Cuál fue el balance del año pasado?

Hay que separar lo que fue la Argentina respecto de las otras operaciones de otros países. En concreto, en la Argentina no escapamos a esta dura realidad que transcurrió durante 2018. Eso hizo que Arcor, en volumen, haya caído 2 por ciento en el mercado interno, logrando una facturación de US$ 2800 millones. Viendo así como fue este ajuste, por decirlo de alguna manera, también se empieza a ver alguna oportunidad en el comercio exterior. En los últimos 10 años, muchos de nuestros negocios tuvieron que ser atendidos desde otros países para no perder esos mercados. Así que, como síntesis de 2018, en el exterior Brasil fue mejor que 2017, y la Zona Andina y México también tuvieron un buen año. Fue una operación positiva. 

Puntualmente, ¿cuáles son las expectativas con Brasil? ¿Se advierte un repunte? 

Sí, desde el año pasado, antes del proceso electoral y más con el triunfo de (Jair) Bolsonaro, económicamente se nota un cierto entusiasmo y eso se traslada a los negocios. En el año 2015 hubo una caída grande en Brasil, que recién se pudo empezar a recuperar en 2018. Diría que ya este año seguramente estaremos logrando los niveles de 2015 o superándolos. Es una noticia positiva, no solo para Arcor, sino para muchas empresas y también para la Argentina. 

Recién mencionó que empezó a ver oportunidades en comercio exterior. ¿Cuánto mejoró la posición competitiva con la devaluación? 

Siempre digo que el dólar no es lo que hace que un país sea competitivo o no. Es una parte, alrededor de un 30 por ciento. Por ejemplo, hace un año había sido un tema la importación de tomates en la Argentina. Hoy estamos exportando tomates, en un año se revirtió. Pero para que un país vuelva a ganar un mercado tiene que tener una política constante de exportación. Esa política consiste en tener presencia en las distintas ferias de los rubros que hay en el mundo, y que estén alineadas las embajadas y agregadurías comerciales para apoyar a las empresas, especialmente a las PyMEs, a ganar ese mercado. Y un tema que el Presidente tomó -y creo que Bolsonaro también lo está haciendo-, es darle una mayor amplitud de integración al comercio. Uno de los principales temas es tener acuerdos comerciales, con inteligencia, con distintas partes del mundo. Llegué este fin de semana (-N. de R.: fin de febrero) de una feria alimenticia en Dubai y uno ve ahí todo el potencial de la Argentina, especialmente para la agroindustria. Soy de los más proactivos en cuanto a que nuestra mirada tiene que estar más puesta en Asia que en Europa. 

¿Por qué?

Es donde tenemos más mercado para ganar y somos competitivos. Para ir a lo concreto, en Asia están los consumidores. Tenemos una oficina comercial en Shanghai. Desde Japón hasta la India atendemos toda esa región, incluyendo a los.Tigres Asiáticos, más China, Japón y Corea. Es un mercado más que atractivo. Estamos lejos, hay que reconocer que un tema a trabajar es el costo de la logística, porque en containers que tienen bajo valor, pagar US$ 5000 de flete es bastante eleva-do. En esa zona, en general, vendemos golosinas y chocolates, pero ahora empiezan a haber algunas posibilidades de ventas de alimentos. La cuestión de las exportaciones no es automática, te lleva entre seis meses y un año volver a despachar el pedido y que la rueda se reinicie. 

¿Dónde están poniendo el foco hoy? 

Como desafío, de cara a 2019, tenemos uno fuerte que es la construcción de una planta de golosinas, galletitas y chocolates en Angola, en Luanda. Ese proyecto está en marcha y estimamos que a 2017 2018 mediados del año que viene estará listo. Es en sociedad con un grupo local importante de Angola y es la primera planta de Arcor fuera de América. Es poner un pie fuera del continente americano. África es un desafío con muchas complejidades pero, cuando uno analiza de cara a 2050, el continente africano va a ser uno de los más poblados del mundo. Es mirar hacia adelante. Seguramente, de cara a los próximos tres años, va a ser un proyecto muy importante y más adelante podría surgir una oportunidad en Asia. Desde ahí vamos a abastecer a toda la África Subsahariana. 

¿Y desde esa planta podrían exportar luego a Asia? 

No está contemplado, sería solo a África. 

¿Hay posibilidad a futuro de tener planta propia en Asia, dado el potencial del que habla y los costos logísticos actuales? 

No lo descarto pero hoy tenemos el proyecto de África primero

CAMBIO DE CANAL

¿Qué tendencias observa con respecto al consumo interno? ¿Qué ocurrió con las categorías y primeras y segundas marcas? 

El año pasado cerramos -2 en volumen, pero pudimos mantener el mercado e inclusive ganar algunos puntos de share. Se da, más que nada, en nuestro caso, por los canales de comercialización. Como Arcor tiene una red comercial de 155 distribuidores que atienden 250.000 puntos de venta, te da la fortaleza de llegar al pequeño punto de venta. Lo que ha prevalecido es el cambio del canal de compra: la gente en crisis va al tradicional y al mayorista, y cae el canal de grandes cuentas (por los supermercados). No percibimos una caída entre primeras y segundas marcas como otras empresas. Sí, desde ya, en un chocolate que pasa cierto precio los volúmenes cayeron mucho más que en otro más económico. Una de nuestras fortalezas es que tenemos alrededor de 400 referencias debajo de $ 100. Hoy, para una gratificación, lo más accesible es nuestra cartera. En alimentos, algunas categorías cayeron mucho, como el atún, que es importado, ahí sí se notó. 

Y en materia de categorías y segmentos, ¿cuáles son los planes para este año? 

Respecto a nuevas categorías o negocios, hicimos una alianza con Laboratorios Bagó para la línea Simple, de alimentos nutracéuticos. Está dando los pasos que preveíamos. Uno de los negocios a los que apostamos es este, en el cual tiene mucha importancia el canal de farmacias, que no es lo mismo que estar en un autoservicio, y hay que adaptarse y saber manejar a ese consumidor. Después, una línea de productos de cereales, como Natural Break o cereales para desayuno, con respecto a la tendencia de vida más saludable. Y nuestra inversión en La Serenísima (Mastellone). Entrar en el mundo lácteo te da otra perspectiva de los negocios y un manejo diferente al de productos secos. 

¿Analiza alguna categoría nueva para entrar? 

Vamos a estar avanzando en estas. Siempre hay un producto nuevo. En general, Arcor saca unos 200 artículos nuevos por año y da de baja unos 150, sobre todo en golosinas. 

Las tendencias de consumo saludable -con el cuestionamiento al azúcar y otros ingredientes-están sacudiendo a la industria alimenticia. ¿El tema se transformó en un vector para Arcor? 

Sí, por eso seguimos apostando a estos tres negocios. El consumidor joven está mucho más informado. La tableta de Nutrition Facts se lee y nosotros tenemos un Comité de Nutrición que está trabajando en todos esos temas. 

Una de las estrategias que siguió Arcor en los últimos años fue poner un pie en una categoría donde hay pocos competidores o uno solo dominante. ¿La de congelados, por ejemplo, donde el grupo estuvo presente en el pasado, puede ser un próximo paso? 

Como tendencia, evidentemente el mundo consume congelados. Pero es-tá relacionado con el poder de compra y en este momento, este año y el que viene, el bolsillo va a estar bien ajustado. Entonces a esas categorías no las veo despegando en el corto plazo. Igual, por cómo vienen los negocios, no se puede decir nunca. Estuvimos hace 10 años, teníamos una expectativa pero vimos que el mercado era chico. En Chile, por ejemplo, es un mercado tres veces el de la Argentina. Son distintas realidades. To-do se puede estudiar a futuro.

Con respecto a La Serenísima, ¿qué proyectos puntuales tienen? 

A fines de este año tenemos la opción del put por el 51 por ciento restan-te (del paquete; hoy Arcor controla el 42,65 por ciento). Eso será para la próxima nota (ríe)... Seguimos bien, dentro de lo acordado, y a fines de este año, principios del que viene, está esa posibilidad. Tenemos cuatro comités, en los que Arcor participa con profesionales, y semanalmente se ven los temas administrativos, comerciales, industriales, de RR.HH. Pero el management lo tiene la gente de Mastellone. Van a seguir habiendo novedades en la categoría de leches. 

INFLACIÓN Y PASS THROUGH 

¿Cómo ve el moMento macro hoy? 

Lo que más preocupa es la inflación. Más en una empresa como la nuestra, de consumo masivo, que vivimos del consumidor. Es un tema preo-cupante. Está costando... En un momento yo pensaba que para esta época íbamos a tener una inflación de un dígito y no sé si este año pasará el 30, pero va a estar cerca. De todos los temas que influyen en los negocios, el inflacionario es importante, más en este país. Una devaluación en Chile Brasil 5 o Brasil no se traslada como acá, que es mucho más rápido. También soy consciente de que el poder de compra de la gente tiene que estar aggiornado a esta realidad, si no todo se dificulta. 

¿El traslado a precios del shock cambiario de agosto ya se completó o las empresas pueden amortiguar parte de ese impacto? 

Hay una parte que todavía no se ha trasladado a este tipo de cambio, porque hay un valor, sobre todo en nuestro caso, de querer llegar a los 44 millones de argentinos. Entonces, la moneda tiene que ser la adecuada. Y hay que ver el margen del kiosquero en ese producto. Es una combinación de ambos temas. 

¿Cómo afectó a la rentabilidad la crisis? 

Mantener la rentabilidad es muy duro. El del año pasado va a ser un balance en rojo. Después de 2001, no habíamos tenido un balance en rojo. Pero ya asumí la mala noticia. Es una cuestión general del mercado y casi todas las actividades. 

¿Y cómo vienen los primeros meses de este año? 

Estamos 1,5 por ciento debajo en volúmenes en el primer bimestre, partiendo de un buen primer semestre de 2018. Hasta septiembre, de hecho, veníamos -1 en ventas (en volúmenes). Octubre, noviembre y diciembre nos llevaron al -2. No era malo el año pasado. 

En relación a la macro, ¿cómo afecta la presión impositiva -que subió en 2018- en este contexto? 

Para la exportación, es uno de los temas a analizar, como el costo logístico. Y en esto va a ser difícil ver algún cambio. Espero que el gobierno que asuma o sea reelegido encare una reforma tributaria correcta. Hoy hay muchas distorsiones, tanto municipales como provinciales. Cuando se analiza la carga tributaria de una_empresa... no se pueden exportar impuestos. Es una injusticia fuerte. 

¿Se sintió el impacto del Pacto Fiscal sancionado a fines de 2017?

Muy poco. Porque lo que bajó en Ingresos Brutos una municipalidad lo puso en otras partes. 

¿La presión impositiva es el principal obstáculo que enfrenta el sector privado? 

Uno es ese, pero también la carga laboral y-patronal, especialmente en las PyMEs. Hay que considerar una nueva flexibilización (laboral) desde el punto de vista de que los juicios laborales no manden a una empresa pequeña o mediana a la quiebra. Son temas a considerar. 

¿Y la tasa de interés tan alta? ¿Cómo impacta en un grupo como Arcor? 

Las tasas nos están matando. A todos. Con esta tasa de 50 por ciento, ¿qué negocio es viable? Te inviabiliza mucho. La reactivación la veo más para mayo. Pensaba que iba a ser abril, pero viene duro, duro, y estamos entrando a marzo. Tampoco es lo mismo el que vende camionetas que caramelos... En nuestro caso, podemos caer -2 y subir un 3 por ciento, pero no 20 por ciento.

Noticias relacionadas

Institucional

19-03-2018

Una imagen que vuelve a recobrar valor

Institucional

2-11-2018

Entrevista a Luis Pagani: Premio Fortuna a la Trayectoria…

Distinción de oro para Cartocor

Institucional

2-10-2018

Luis A. Pagani ganó el Premio Konex de Brillante 2018