Por favor Rote su dispositivo para una mejor experiencia!

¿Cómo hacer el primer CV?

Terminaste tu carrera o todavía sos estudiante y querés buscar tu primer empleo. Entonces, la primera pregunta que surge es ¿cómo redactar tu currículum vitae cuando no tenés experiencia laboral?

marca_empleadora_arcor

El currículum vitae es la primera impresión que el área de Recursos Humanos tiene de los candidatos a un empleo. Por eso, es una herramienta muy importante que nos permite diferenciarnos y ser considerados para un puesto específico. Pero, ¿qué pasa cuando no tenés experiencia laboral?

Por supuesto que esto no es un limitante y muchas empresas buscan jóvenes profesionales y estudiantes de ciertos perfiles para sumar. De hecho, en Grupo Arcor contamos con dos programas específicos: el Programa de Pasantías y el Programa Jóvenes Emprendedores; ambos buscan incorporar estudiantes que están cursando los últimos años de carreras de Ingeniería, Logística, Contador Público, Administración de Empresas, Marketing, Comercialización, Recursos Humanos y otras carreras.

Cuando no tenés experiencia laboral en tu formación profesional, hay un tipo de currículum ideal que es el que se conoce como Currículum funcional. Este tipo de hoja de vida, al no seguir un orden cronológico, se centra en capacidades y aptitudes profesionales y personales, con lo cual permite más flexibilidad para transmitir logros, habilidades, intereses y motivaciones que son clave en un primer empleo.

¿Cuál es la mejor forma de armar un currículum funcional?

 Para agilizar la lectura, el currículum funcional está organizado en diferentes secciones:

  1. Datos personales: en esta sección van los datos básicos (nombre y apellido, edad e información de contacto como teléfono fijo, celular y mail). También podés agregar tus cuentas en redes sociales –sobre todo si tenés cuenta de LinkedIN. Importante: una foto profesional que te represente.
  2. Objetivo laboral: en esta sección podés detallar tus objetivos laborales y cuáles son tus intereses específicos para desarrollar en el puesto al cual te postulás.
  3.  Formación: esta sección es fundamental cuando no tenés experiencia laboral. Completá desde tu máximo título adquirido, agregando los años de comienzo y fin, y el centro de estudios. En caso de título, es importante poner el promedio y cualquier otro mérito académico que permita destacar tu perfil.
  4. Formación complementaria: cursos, seminarios o talleres sobre conocimientos específicos vinculados con tu formación.
  5. Actividades: si comenzaste hace poco tu camino profesional y no tenés experiencia laboral formal, podés incluir experiencias que sí son valiosas para las empresas y los reclutadores: pueden ser viajes de estudio, proyectos en donde te desempeñaste, prácticas profesionales, tareas de voluntariado o actividades académicas.
  6. Conocimientos técnicos e informáticos: podés describir y poner el nivel de expertise de diferentes programas (programas de diseño, de edición, manejo de plataformas o sistemas, redes sociales, entre otros).
  7. Idiomas: es importante diferenciar el nivel hablado, escrito y leído de cada uno de los idiomas que manejás. Si tenés una acreditación oficial es un valor agregado y podés incluirla con la fecha en que fue expedida.
  8. Habilidades y competencias: este es uno de los apartados más importantes del currículum funcional. Podés destacar habilidades soft como trabajo en equipo, proactividad, comunicación, capacidad de organización, creatividad, así como cualquier otra competencia técnica relevante que hayas adquirido a partir de tus estudios, proyectos o actividades de voluntariado que realizaste. El objetivo es describir tus puntos fuertes para destacarte sobre otros candidatos.

10 recomendaciones para redactar tu primer currículum

  1.  Cuando un candidato no tiene experiencia laboral, uno de las máximas tentaciones es llenar ese vacío con información poco relevante: ¡no lo hagas!
  2. Tus motivaciones, objetivos laborales y competencias hablan por vos en esta instancia de tu recorrido profesional.
  3. ¡Cada dato también habla de vos! Cuando compartís tu dirección de mail es preferible que sea profesional y que esté tu nombre y apellido o iniciales. No uses apodos.
  4. La foto del CV también es información y es la primera impresión que tiene un reclutador de RR.HH. Evita fotos recortadas y en otros contextos. Sugerimos una foto que nos muestre de forma profesional y positiva: puede ser con un fondo neutro, ropa elegante-sport, y preferentemente con sonrisa.
  5. La presencia en redes sociales es importante y es una buena manera de mostrar tus intereses. Te sugerimos completar un perfil en linkedIN que es una buena herramienta para compartir tu talento y conectar con reclutadores de diferentes empresas.
  6. Es clave revisar la ortografía y gramática en el currículum. Utilizá frases breves y contundentes que transmitan información concreta y relevante. El objetivo es que el currículum se pueda leer con rapidez.
  7. Sé creativo y original. En la web, hay muchas plantillas de currículum muy creativas para poder destacarte.
  8. ¡Sé honesto! Sobre todo en cuestiones vinculadas a nivel de idiomas y de manejo de herramientas informáticas, que son muy simples de comprobar.  
  9. El objetivo laboral es muy importante y aporta valor cuando tenés algo distintivo para decir. Podés investigar la empresa a la que te postulás para conocer más sobre ella y buscar puntos en común entre lo que podés aportar y lo que podés aprender.
  10. Si sos estudiante o graduado reciente, y no tenés experiencia laboral, podés destacar actividades de la formación académica: grupos de investigación, proyectos en donde te desempeñaste, o reconocimientos extra-currículares.
  11. ¡Sé visual! En la sección final de idiomas, conocimientos técnicos y competencias, podés llamar la atención a través de recursos gráficos como íconos, gráficos de barra que muestren tu expertise.

¿Cómo es una carta de presentación?

Además del currículum vitae, sugerimos acompañar la postulación con una carta de presentación en donde se destaque tu interés y motivación para el puesto, y las fortalezas que considerás destacables para llevar adelante la tarea. La carta de presentación permite que el reclutador te conozca más y aumenta las posibilidades de pasar a la siguiente etapa: la entrevista de trabajo.

¿Cómo postularte a las búsquedas de Grupo Arcor?

En Grupo Arcor contamos con una plataforma específica en donde publicamos todos nuestros empleos. En el Hiring Room de Arcor podés cargar tu cv para que quede en nuestra base de datos para futuras oportunidades o ver las diferentes ofertas y postularte. Para hacerlo, podés completar el formulario a mano o vincularlo con tu cuenta de Linkedin, Bumeran o Zona Jobs.
También te sugerimos seguirnos en nuestro perfil de Linkedin para estar actualizado de todas las búsquedas.